Membership

Article II: Membership

Section 4. Types of Membership

CoPLAC-MfDR Members will be professionals, government officials at national and sub-national level, evaluators, freelance consultants and professionals, academicians, professionals from bilateral and multilateral organizations, NGOs and private sector organizations from Latin America and the Caribbean. Professionals and experts from other regions are also welcome.

Institutional Members may include professional associations, international organizations, private companies, national and sub-national public institutions, universities and non-government organizations.

Section 5. Membership Qualification

Professionals or individuals may join simply by stating their desire to become a member. Membership is free of charge.

Organizations, regardless of their nature, shall pay an admission fee and an annual membership fee that shall be determined by the Executive Committee. Based on substantial grounds, the Executive Committee shall waive or reduce the amount of the annual membership fee.

Section 6. Member Rights

1.     Open meeting attendance (open clusters). CoPLAC-MfDR Members are entitled to attend and observe all public CoPLAC-MfDR meetings; and meetings and sessions of all CoPLAC-MfDR open Clusters boards, committees, task forces, work groups and other subgroups; however, no Regular Member is entitled to address, interrupt or otherwise participate in such meetings without the express invitation of either the Chair or group leader, or the consent of the majority of the board, committee or group holding the meeting.

2.     Closed meeting attendance. CoPLAC-MfDR Members are not entitled to attend sessions of the Clusters, such as Inter-American Parliamentarian Forum on MfDR and Budget Directors Network, or any other group that has been closed, unless expressly invited by cluster leaders.

3.      Right to access all regular CoPLAC-MfDR information.

4.     Right to participate in all open virtual activities.

Mission

 Section 2. Mission

CoPLAC-MfDR aims to share best practices, ideas and experiences among its members through active participation in virtual and face-to-face communication and learning, which will enable the development, execution and implementation of managing for development results in the region.

Activities

The Latin-American and the Caribbean Community of Practice on Managing for Development Results (CoPLAC-MfDR) organizes different types of classroom and online activities to facilitate and promote the exchange of best practices and experiences among its members.  Some of its activities are:

Annual meetings for each CoPLAC-MfDR network

Courses, seminars and regional and sub-regional workshops

Video conferences

Electronic access to the Source book on good MfDR practice, case studies and MfDR tools

Webinars

Social Media

Objectives

Section 3. Objectives

The objectives of the CoPLAC-MfDR are to:

1.     Serve its members by providing virtual and face-to-face learning activities and opportunities, facilitating experience exchange and networking, publications and other forms of personal and professional development.

2.     CoPLAC-MfDR clusters encourage innovation, creativity and best practices among their members’ areas of work.

3.     Increase regional dialogue on results-based management in the areas of: 1) Strategic planning, 2) results-based budgeting, 3) financial management, audits and procurement systems, 4) program and project management and 5) monitoring and evaluation systems, as well as in the cross-cutting fields of human resources, statistics, e-government and other related areas.

4.     Facilitate demand-driven advice and problem-solving assistance from experts on MfDR, particularly for practical hands-on issues.

5.     Create a knowledge base of good practices to help Community members improve their own understanding and skills in MfDR in the Latin American and the Caribbean context.

 

Who we are

The Latin-American and the Caribbean Community of Practice on Managing for Development Results (CoPLAC-MfDR) aims to share best practices, ideas and experiences among its members through active participation in virtual and face-to-face communication and learning, which will enable the development, execution and implementation of managing for development results in the region.
 
CoPLAC-MfDR is composed of groups of actors in eight networks:
 
1. Budgeting for Results, integrated by budget directors or the heads responsible for the design and execution of the national budget;
 
2. Monitoring and Evaluation, it brings together academicians and experts from the public and private sector around monitoring and evaluation issues in the region;
 
3. Parliamentarian Forum on MfDR, it gathers congressmen and congresswomen working in the budget committee of parliaments;
 
4. Subnational Governments, it includes the heads responsible for the design and execution of the budget and/or planning at state or municipal level;
 
5. Planning, integrated by ministers, vice ministers, secretaries and directors of planning in Latin American and Caribbean countries;
 
6. Private Sector, integrated by multinational private companies, small and medium size enterprises, think-tanks and knowledge centers from the private sector, and private sector associations;
 
7. National Public Investment Systems, it comprises the heads of the national public investment systems;
 
8. State-Owned Enterprises, integrated by institutions that coordinate and supervise the operation of public enterprises.

Paradiplomacia, acción internacional y políticas públicas para el desarrollo

 

Paradiplomacia, acción internacional y políticas públicas para el desarrollo

David López Romero[1]

 

Resumen

 

El desarrollo de los gobiernos locales en el ámbito internacional, mejor conocido como paradiplomacia, es una tendencia creciente y sirve como una vía innovadora para resolver problemas públicos con una mirada global. El objetivo del presente ensayo es exponer una propuesta alternativa de políticas públicas en torno a la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Organización de las Naciones Unidas a través de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) para así, dar solución a las problemáticas socioeconómicas y ambientales en la realidad local posterior al COVID 19, dado que se hará desde un gobierno municipal o subnacional como lo es el municipio de Amealco de Bonfil, en el estado de Querétaro con ayuda de las organizaciones de la sociedad civil. A lo largo del texto se irán explicando los conceptos principales y justificando la elección de los mismos (refiriéndonos a la paradiplomacia, la CEPAL, la Agenda 2030 y los ODS etc.).

 

Introducción

Apenas hace unos cuantos decenios hemos visto el auge de la actividad internacional de gobiernos locales o subnacionales, como lo son municipios, estados, provincias y demás alrededor del mundo. En México no tiene mucho que esta práctica está en desarrollo, recién vemos su acelerado crecimiento, lo cual es bastante positivo en aras de generar el mejor desarrollo local posible con miras hacia el futuro y con base en la agenda de los principales organismos internacionales, como lo son la Organización de las Naciones Unidas (ONU), todas sus agencias y departamentos además de muchas otras como el Banco Interamericano de Desarrollo, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico entre muchos otros.

 

 El desarrollo de este trabajo es de suma importancia dado que ofrece a estos gobiernos locales o subnacionales una nueva alternativa de desarrollo sostenible con la búsqueda de soluciones complejas a problemas públicos, de mejoras técnicas en sus políticas públicas a través de relaciones internacionales directas y personalizadas con estos organismos supranacionales, las cuales serán ejecutadas por los respectivos gobiernos locales. Esto resulta de mucha utilidad en el contexto de la realidad local (sobre todo post COVID 19 para estimular el desarrollo económico sostenible y resanar sus efectos adversos en la población a través de políticas públicas) dado que abre la posibilidad de buscar en el exterior aquello que no se puede obtener fácilmente desde adentro, es decir, la búsqueda de cooperación internacional se vuelve una valiosa opción a considerar para una innovación gubernamental en todo el proceso de las políticas públicas. Este trabajo puede ser un precedente para que cualquiera que se desempeñe en gobiernos municipales pueda evaluar la posibilidad de desarrollar un proyecto o incluso un departamento dedicado a las relaciones internacionales subnacionales.

 

Para comprender este proyecto se debe entender bien el término de paradiplomacia, el cual es básico, dado que será el fundamento de nuestro trabajo en la búsqueda de cooperación de un gobierno municipal con un organismo supranacional, esto, en aras de mejorar las políticas públicas en sus distintos ciclos y áreas. El desarrollo del concepto de paradiplomacia, explica Zidane Zeraoui (2016) se fue aceptando rápidamente ante la falta de un concepto que englobe las relaciones internacionales de los gobiernos locales y/o subnacionales a pesar de que éste presenta algunas inconsistencias en su concepto, haciendo referencia de que proto significa “a un lado” o “de lado de”, por lo tanto se entiende que esto deja en un papel secundario a este tipo de gobiernos y resultar ser incongruente, dado que un gobierno local no necesariamente seguirá la misma línea de acción internacional que el gobierno federal, entre otras cuestiones  CITATION Zer16 \l 2058 (Zeraoui, 2016). El autor también explica que se entiende hasta ahora la paradiplomacia a través de su descripción, aunque aún haca falta un exhaustivo debate teórico para consolidar este concepto, pero dejando esto de lado vayamos a la definición. Para Ivo Duchacek y Panayotis Soldatos (1990, citado por Velázquez, p. 126), “la paradiplomacia consiste en los contactos, actividades, procesos e iniciativas externas entre gobiernos no centrales (estados federados, provincias, cantones, etc.) y otros actores internacionales, tales como los Estados nación, gobiernos locales similares, empresas privadas, organizaciones internacionales, entre otros.”  CITATION Vel20 \l 2058 (Velázquez Flores, 2020). Una vez explicado, se entiende por lo tanto que el marco de acción de nuestro proyecto será a través de la paradiplomacia municipal dado que en el exterior se concibe una vía para generar el desarrollo municipal de manera sostenible a través de la cooperación internacional, relaciones técnicas con un organismo supranacional que también funja como una red de colaboración entre otros estados afines.

 

El segundo elemento a justificar es el organismo internacional supranacional que elegimos, el cual es la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) la cual depende y pertenece a la Organización de las Naciones Unidas y se eligió principalmente por dos razones.  La primera, porque su fundación tiene el objetivo de contribuir al desarrollo económico de América Latina a través del análisis de los procesos de desarrollo a través de la formulación, seguimiento y evaluación de las políticas públicas CITATION CEP16 \l 2058  (CEPAL, 2016), lo cual es necesario para resolver los problemas que dejará el COVID 19 en materia de desarrollo económico y social. En segundo lugar, tiene la tarea de reforzar las relaciones económicas de los países latinoamericanos entre sí además de que, debemos recordar el protagonismo del pensamiento estructuralista de la CEPAL con Raúl Prébisch de centro y periferia, con el que se entiende que el subdesarrollo es una condición histórica de América Latina; a lo largo de la historia, la CEPAL ha entendido la diferencia de los Estados desarrollados con aquellos que no lo son, por lo tanto, trabajan a través del método histórico-estructural  CITATION CEP16 \l 2058 (CEPAL, 2016) cosa que es muy importante para trabajar, ya que esto permite explorar un círculo de mayor afinidad histórica, política, económica como sociocultural, concibiendo una hermandad y una red latinoamericana de actores gubernamentales con problemas públicos similares y metodologías enfocadas a la naturaleza latinoamericana para así, resolver con mayor eficacia estos problemas a diferencia de otros organismos anglosajones o eurocéntricos como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en donde resulta complicado como sujetos latinoamericanos aplicar metodologías y enfoques pensadas por y para economías desarrolladas. Además, se entiende que este organismo latinoamericano es preciso para los objetivos que se tienen en mente dado que existen otros organismos supranacionales en América Latina como la Organización de Estados Americanos (OEA) pero este no es del todo latinoamericano dado que incluye a los Estados Unidos de América y si se realiza una lectura histórica geopolítica en la segunda mitad del siglo XX, ésta sirvió como un mecanismo regional de control e influencia hacia los Estados de América Latina en aras de asegurar sus intereses nacionales a costa de éstos (además la sede se encuentra en Washington, Estados Unidos, cosa que confirma el centro de dominio).

 

Ya hemos visto que la CEPAL se ha visto abierto a cooperar con gobiernos locales, provincias y municipios en América Latina, con lo cual este proyecto apunta a trabajar en el fortalecimiento integral de las políticas públicas en todo su proceso (formulación, implementación, ejecución y evaluación) entorno al próximo elemente que forma este proyecto el cual es la promoción de políticas públicas entorno al desarrollo sostenible con base en la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Organización de las Naciones Unidas.

 

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030 nacen en el año 2015 como una iniciativa en el seno de las Naciones Unidas aprobado por todos los países miembros, donde la meta de estos objetivos es la reducción de la pobreza, el cuidado del medio ambiente, el combate a las desigualdades en todas sus formas entre muchas otras necesidades apremiantes planteadas como prioridad en la agenda global. Para responder a qué es el desarrollo sostenible y dejar en claro porque consideramos este concepto como el pilar de acción principal de nuestras políticas públicas se expone dicho concepto y

 

El concepto de desarrollo sostenible, tal como lo ha definido la Organización de las Naciones Unidas (ONU) es el desarrollo capaz de satisfacer las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las futuras generaciones para satisfacer sus propias necesidades, también, exige esfuerzos concentrados en construir un futuro inclusivo, sostenible y resiliente para las personas y el planeta, así como la erradicación de la pobreza en todas sus formas y dimensiones, la cual es una condición indispensable para lograr el desarrollo sostenible CITATION ONU20 \l 2058  (ONU, 2020). La ONU dio estructura al concepto y formuló 17 objetivos, los cuales apuntan a combatir los principales obstáculos para lograr el desarrollo sostenible. Otra de las cuestiones es que estos Objetivos de Desarrollo Sostenible no son jurídicamente vinculantes, por lo tanto, los Estados miembros no están obligados a implementarlos. A pesar de que actualmente el Gobierno Federal trabaja en la implementación de la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible los resultados son difíciles de ver en un plazo tan corto y en una escala tan grande dado que es una tarea ingente. Además, esto ayudaría a reducir la visión del Estado como el actor principal en el desarrollo sostenible y eso resulta ser limítate en muchos sentidos. La ventaja del presente proyecto es que la implementación de políticas públicas se ejecuta de manera local y los resultados serán más efectivos, mejor enfocados, cumpliendo la premisa de pensar globalmente y actual localmente. Esta ruptura del estato-centrismo del desarrollo sostenible se manifiesta en la cooperación que el gobierno municipal tendrá con el tercer sector o con organizaciones de la sociedad civil, las cuales siempre han coadyuvado a la generación del bienestar social y existe actualmente una amplia diversidad de organizaciones no gubernamentales que trabajan con distintos temas de los 17 objetivos de desarrollo sostenible por ejemplo existen organizaciones con años de experiencia en equidad de género, en cuidado del medio ambiente, educación y diversidad de temas más. Los 17 objetivos es una forma integral de desarrollar al municipio sin dejar a nadie fuera ni a nadie atrás mediante un proceso sostenible, con ayuda tanto de un organismo internacional como de diversas organizaciones de la sociedad civil que trabaje en los temas de los 17 objetivos, los cuales son:  Objetivo 1: poner fin a la pobreza, Objetivo 2: Hambre cero, Objetivo 3: Salud y bienestar, Objetivo 4: Educación de calidad, Objetivo 5: Igualdad de Género, Objetivo 6: Agua limpia y saneamiento, Objetivo 7: energía asequible y no contaminante, Objetivo 8: trabajo decente y crecimiento económico, Objetivo 9: Industria, Innovación e Infraestructura, Objetivo 10: Reducción de las desigualdades, Objetivo 11: Comunidades y ciudades sostenibles, Objetivo12: Producción y consumo responsables, Objetivo 13: Acción por el clima, Objetivo14: Vida submarina, Objetivo 15: Vida de ecosistema terrestres, Objetivo 16: Paz, Justicia e Instituciones sólidas y el Objetivo 17: Alianzas para lograr los objetivos CITATION ONU20 \l 2058  (ONU, 2020). Con estos objetivos se guiará la formulación de políticas públicas, así como el todo el proceso de las mismas, el trabajo público municipal se realizará con base en estos objetivos en su totalidad. Así mismo se creará un consejo asesor de desarrollo sostenible municipal que tendrá dentro de sus funciones y facultades dar guía al actuar público en sus decisiones todas, formular enteramente el ciclo de las políticas públicas municipales y coordinar la alianza con las organizaciones de la sociedad civil para el cumplimiento de la agenda a través de convocatorias.

 

Para mejorar el funcionamiento y la hacienda pública municipal se solicitará a la Organización de las Naciones Unidas a través de los organismos subsidiarios CEPAL un apoyo económico para tener un alcance mayor en la realización de estos objetivos y no poner en riesgo la funcionalidad del gobierno con el agotamiento de los recursos económicos de la hacienda municipal. Actualmente este organismo ayuda a los Estados a revisar las diversas temáticas y el proceso de sus políticas públicas, sobre todo a su evaluación, así mismo la CEPAL facilita la cooperación y el aprendizaje entre pares a partir de las experiencias comparadas en su trabajo de implementar estas políticas públicas en materia de desarrollo sostenible. Una de las prioridades del proyecto será la realización de los trabajos paradiplomáticos correspondientes para la apertura de una oficina especializada de la ONU invitadas por el municipio y ésta se instalará en el palacio municipal para trabajar constantemente en la agenda del gobierno municipal.

 

Todo este proceso también traerá una mayor profesionalización de nuestra plantilla de personal entorno al trabajo público con la implementación de la agenda, con el trabajo constante al lado de los trabajadores y evaluadores técnicos de las Naciones Unidas (además de los observatorios de la CEPAL que se dedican a analizar la situación económica y social de la región de manera periódica) y por supuesto con el trabajo conjunto con las diversas organizaciones de la sociedad civil con las que se procederá a trabajar. Estos beneficios de profesionalización también beneficiarán a las organizaciones de la sociedad civil para mejorar sus capacidades técnicas de gestión de proyectos de desarrollo sostenible y traerá también este cambio de percepción de que las políticas públicas las hacen exclusivamente los actores gubernamentales. Esto es altamente positivo porque mejora el desarrollo del tercer sector (de las OSC y organizaciones sin fines de lucro), y su desarrollo trae consigo una mejora de las condiciones sociales y económicas en el lugar, además coadyuvan en el cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible, aumentan el empleo, reducen la desigualdad, generan paz social y la población va tomando cada vez más consciencia.

 

Una vez desarrollado este ambicioso proyecto, las políticas públicas permitirán un mejor desarrollo integral de las personas, darán al gobierno municipal una mejor posición paradiplomática de negociación para continuar con el desarrollo de sus actividades internacionales, no solo con otros organismos supranacionales sino incluso con otros municipios o gobiernos subnacionales de otros países de América Latina, lo cual podría materializarse a través de la cooperación con la CEPAL con la creación de un comité de cooperación de gobiernos subnacionales latinoamericanos en materia de políticas públicas entorno al desarrollo sostenible, donde se generen un foro de alianzas, aprendizajes valiosos de experiencias, de políticas comparadas además de ser un valioso canal de comunicación y cooperación paradiplomática latinoamericana dedicada al desarrollo sostenible.

 

Permitiría esto, que el municipio pueda asumir una postura de liderazgo paradiplomático en el país, así como permitiría a las organizaciones de la sociedad civil un gran desarrollo y haría posible un auge en la creación de mas organizaciones. La adquisición de capacidades técnicas profesionales que otorgaría el trabajo conjunto con esta organización supranacional en materia de políticas públicas haría posible extender estos aprendizajes para que las organizaciones de la sociedad civil puedan incrementar su solidez técnica y ser más capaces de realizar proyectos de desarrollo más eficientes y eficaces. Todo esto traerá una acelerada recuperación y un despunte económico y social posterior al COVID 19 sin sacrificar el deterioro medioambiental.

 

Este proyecto es de suma importancia para para la realidad local que viven las personas del municipio dado que, de los 17 objetivos de desarrollo sostenible, 9 son urgentes para su implementación en la localidad. Así mismo, me parece apremiante el desarrollo del tercer sector en el municipio porque hoy existen pocas organizaciones de la sociedad civil dadas las múltiples dificultades que sufren, como la falta de profesionalización o capacidades técnicas, financiamiento y la poca o nula cooperación con el gobierno municipal para coadyuvar al desarrollo comunitario. También cambiar el fundamento o motivación de las políticas públicas que ayudan demasiado a medianas y grandes empresas (cuyas actividades afectan al medio ambiente y se le reducen regulaciones) más que a las personas, eso es algo que cambiaría si se utilizan los objetivos de desarrollo sostenible como base de las políticas púbicas.

 

Conclusión

 

Como se mencionó al inicio del presente trabajo, este proyecto porta la bandera del desarrollo sostenible como una prioridad en las políticas públicas en beneficio real para las personas y el planeta con una perspectiva de desarrollo latinoamericana, paradiplomática y subnacional. Es importante escribir sobre este tema porque supone ser una propuesta ambiciosa para ejecutar un liderazgo y una innovación gubernamental sostenible que anime a otros actores subnacionales a desarrollarse hacia el exterior y sobre todo a diseñar y ejecutar una agenda internacional que atienda sus necesidades locales específicas a diferencia de la línea diplomática oficial del gobierno federal. Esto tiene una valiosa utilidad tiene dentro del contexto de nuestra realidad nacional dado que es un instrumento de emancipación para los municipios y gobiernos estatales, es un trabajo de deconstrucción y repensamiento del trabajo público subnacional, supone ser, entonces, una puerta al desarrollo local con miras al desarrollo sostenible.

Bibliografía

BIBLIOGRAPHYArellano Gault, D., & Blanco, F. (2020). Políticas públicas y democracia. Cuadernos de divulgación de la cultura democrática(30).

Bobbio, N., Matteucci, N., & Pasquino, G. (1991). Diccionario de Política. México: Siglo Veintiuno Editores.

Canto Chac, M. (2008). Gobernanza y participación ciudadana en las políticas públicas frente al reto del desarrollo. Política y Cultura(Número 30), 9-37.

CEPAL. (2016). © CEPAL - Naciones Unidas. Obtenido de Propiedad intelectual © Naciones Unidas 2016.: https://www.cepal.org/es/acerca

Díaz, E., & Ruiz Miguel, A. (2004). Filosofía Política II. Madrid: Editorial Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

Gil, W. (2010). Platón contra la democracia. O las desventuras de la sinergia. Apuntes Filosóficos, 19, 109-125.

González Piñón, J. A. (13 de junio de 2017). La transición democrática y gobernabilidad. Expansión.

ONU. (2020). Página Oficial de la Organización de las Naciones Unidas. Obtenido de https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/development-agenda/

Velázquez Flores, R. (Septiembre-diciembre de 2020). LA PARADIPLOMACIA MEXICANA: LAS RELACIONES EXERIORES DE LAS ENTIDADES FEDERATIVAS. Revista de Relaciones Internacionales de la UNAM(138).

Zeraoui, Z. (2016). Para entender la paradiplomacia. Desafíos, 28(1).

 

 



[1] Licenciado en Relaciones Internacionales, maestrando en Administración y Políticas Públicas con enfoque en Gestión Política, miembro de la Comunidad de Profesionales y Expertos en Latinoamérica y el Caribe en Gestión para Resultados en el Desarrollo e investigador para Tolocan 33 A.C.

Number of Members
14539

Twitter